El arte de las manos.

Mi mano busca,
en la oscuridad de un teatro,
a su compañera,
para aplaudir el derroche de arte
sobre unas tablas
que tantos y tantos han pisado.

Después vuelvo a la calma
del calor de tus palmas
y al abrigo de tus dedos
entrelazados,
donde el arte no cesa,
avanza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s