El después.

Punzas en mi corazón
la daga de tus palabras
y, entretanto,
fluye la tristeza por cada poro de mi piel
mientras pienso que aún te quiero.

Este sentimiento maldito sea.

Quiero arrancarme las alas
y que no se remuevan mis entrañas.
Quiero llorar
y que de mis ojos mane un río,
un río desesperante y cenagoso
donde se ahoguen las penas,
donde se agoten los recuerdos
y mueran por decenas,
donde no acudan los sueños
a desempolvar quien eras,
donde queden desterrados
y atados con cadenas.

Anuncios

3 comentarios sobre “El después.

    1. Me agradan tus palabras inmensamente. Es un placer leerlas pues resultan reconfortantes y me animan a seguir escribiendo y publicando en las redes sociales y estos blogs. Como bien dices, no es fácil hoy en día encontrar poesía tal y como yo la entiendo, pero intento crearla para enseñarla a quien la quiera leer. Mil gracias por tus palabras, de verdad!!! Nos vemos por estos lares!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s