Mi primer amor.

Os contaré cómo me enamoré por primera vez.

Posiblemente fue por su suave tacto aterciopelado o por su inconfundible olor. Recuerdo acercar mi nariz a él e inhalar profundamente su perfume. Luego quedaba en mi memoria durante horas y eso me animaba a querer reencontrarme con él una vez más. Sus palabras eran el antídoto de las mías. De ellas nacían la magia y el misterio a partes iguales.

Por las noches me confiaba a él y a su sabiduría. Ese rato era nuestro. No importaban los problemas de casa o que llegara el fin del mundo desde fuera de los cristales. Siempre me esperaba en la cama, con una luz tenue que iluminaba la habitación.
Me hacía soñar con un mundo mejor, lleno de luz, de amor, de fantasía.
No sé si él se daba cuenta de cómo le sonreía o de la intensidad del brillo de mis ojos cuando estaba entre mis manos.

Los libros me desordenaron la vida y entre tanto y tanto me acabe enamorando.

Anuncios

2 comentarios sobre “Mi primer amor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s